Cómo preparar paso a paso una campaña de Crowdfunding

Cómo preparar paso a paso una campaña de Crowdfunding

El Crowdfunding es una vía de financiación muy flexible y con grandes ventajas. Basta con echar una ojeada a diversas plataformas para darnos cuenta de la amplia variedad de proyectos para los que se puede conseguir apoyo económico. De hecho, esta es una buena práctica antes de preparar y lanzar una campaña: fíjate en cómo lo han hecho otros y aprende de ellos, poniendo especial atención en quienes han tenido éxito.

Conviene distinguir entre la preparación del proyecto y la preparación de la campaña de crowdfunding. Un buen proyecto puede malograrse por una mala campaña; e, igualmente, es difícil que una buena campaña tenga éxito si el proyecto no es suficientemente robusto. En la entrada anterior pusimos el acento en cómo preparar bien el proyecto, en esta hablaremos de cómo planificar correctamente una campaña de crowdfunding.

1.- Piensa bien cual es el producto o servicio para el que vas a solicitar apoyo económico ¿Qué necesidad satisface? ¿Cuáles son sus principales valores? ¿En qué se diferencia de otros productos o servicios similares? Ten en cuenta que hay que comunicar de manera que resulte interesante y atractivo.

2.- Calcula cuanto dinero necesitas realmente y cuanto de ese presupuesto quieres conseguir a través del crowdfunding. Si tu objetivo de crowdfunding es muy elevado puede que te resulte difícil alcanzarlo; si es demasiado bajo puede ser insuficiente para financiar el proyecto. Conviene ser realistas y precavidos.

3.- Asegúrate de que cuentas con instrumentos de comunicación adecuados para respaldar la campaña: sitio web (o un blog), redes sociales, bases de datos, textos, fotografías, vídeos, ilustraciones y/o infografías. La comunicación debe ser clara y precisa, evita andarte por las ramas o decir sólo generalidades. Ve al grano y procura que la campaña sea muy visual.

4.- De entre las muchas plataformas existentes elige la que mejor puede adaptarse a tu proyecto ¿una plataforma generalista o especializada? ¿con proyección internacional o nacional? ¿más orientada a proyectos culturales y creativos o a otro tipo de proyectos? Infórmate bien de sus condiciones.

5.- ¿Qué satisfacción va a recibir la persona que apoye tu proyecto? En el ¿crowdfunding de “donación” las personas deben obtener satisfacción moral de su acción de apoyo a una buena causa; en el de “recompensas” le ofreces algo, algún producto o servicio, a cambio de su contribución. En el de “préstamo” (crowdlending) devuelves el dinero con un interés; y en el de “inversión” ofreces participación en la empresa.

6.- Si tu crowdfunding es de “recompensa” elige bien lo que ofreces. Las recompensas deben ser motivadoras, en la medida de lo posible originales o con un cierto grado de exclusividad. Según el nivel de aportación así también deberás plantear un nivel de recompensa adecuado. No olvides que debes cumplir con tu compromiso, por eso no ofrezcas más de lo que realmente puedes asegurar.

7.- Define el periodo de tiempo que durará la campaña. Lo habitual es que no dure más de un mes, aunque esto puede variar según el tipo de proyectos y de plataformas. Es importante que recuerdes que en los primeros días de campaña hay que poner “toda la carne en el asador”, es decir, hay que hacer un esfuerzo importante de difusión para obtener el mayor éxito posible en poco tiempo, pues esto da credibilidad y fuerza a la campaña para el resto del periodo previsto. Si alguien se asoma al proyecto y ve que ya ha alcanzado un alto porcentaje del objetivo económico, a más probable que lo apoye que si ve que apenas ha empezado a recoger fondos. Si después de una o dos semanas la recaudación no avanza a buen ritmo es porque seguramente algo no estemos haciendo bien.

8.- Identifica tu potencial red de apoyo: familiares, amigos, colegas de profesión…; es el primer círculo al que te debes dirigir de manera personalizada para solicitarles su apoyo. Recuerda que muchas veces de aquí sale una parte importante de la financiación y que, en cualquier caso, es la red que puede facilitar que en los primeros días de campaña la recaudación crezca con rapidez. Pídeles apoyo para llegar a otras personas, intenta que con su colaboración la campaña de crowdfunding se convierta en viral.

9.- Piensa en el target o colectivos-diana a los que quieres llegar con la campaña de crowdfunding e intenta que la comunicación esté lo más adaptada posible a ese público. En la plataforma el mensaje debe ser claro y válido para todo el que por allí pase interesado en el proyecto, pero a través de tus propios medios (sitio web, redes sociales, email…) puedes personalizar y adaptar la comunicación a distintos segmentos de  potenciales financiadores.

10.- Planifica qué vas a hacer cada día durante el periodo que va a durar la campaña. Recuerda que es un trabajo intensivo al que hay que dedicarle tiempo, creatividad y, posiblemente, también algo de dinero para impulsar el proyecto en redes sociales, por ejemplo. Rodéate de un equipo de apoyo comprometido con el proyecto y coordina bien el plan de campaña haciendo el seguimiento de todas las acciones previstas.

11.- Presta atención a las métricas de la campaña: a la evolución de los ingresos, por supuesto, pero también al tráfico en la plataforma, en tu web, en las redes sociales… Procura tomar decisiones basadas en datos, no lo hagas depender todo de tu intuición. E, igualmente, comparte esos datos con tu equipo para interpretarlos desde más puntos de vista, generar más ideas y decidir qué hacer.

12.- Se ágil para introducir cambios en la campaña sobre la marcha, si fuera necesario. Puede que tengas que reforzar la campaña en algún sentido, por ejemplo, utilizando más medios de difusión o pensando en nuevos colectivos-diana… Debes observar la evolución de la campaña todos los días, a distintas horas incluso, para tomar decisiones tempranamente y ponerlas en práctica con rapidez.

13.- Si la campaña sale bien, por supuesto, celébralo y ponte manos a la obra cuanto antes. Pero si no tiene éxito, no te desanimes, revisa qué puede haber sucedido y aprende de la experiencia. Puedes volver a intentarlo más veces, mejorando el proyecto y/o la campaña, utilizando otras plataformas… Que una campaña no salga como esperas no significa que debas renunciar a esta vía de financiación.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola